Oro por gramo en Coleccionables, antigüedades en Gustavo A. Madero (3)

oro por gramo en Coleccionables, antigüedades
-
_
+8 FOTOS
$4,000 Negociable
Felipe III Siglo XVII 8 Maravedis Segovia
VENDO O CAMBIO, QUE OFRECE ?MONEDA ANTIGUA SIGLO XVII 8 MARAVEDIS FELIPE III CECA SEGOVIA La acuñación de moneda en Castilla comenzó durante el reinado de Alfonso VI, después de la conquista de Toledo (1085), siendo su primer numerario el dinero y el óbolo de vellón, a semejanza de otros reinos españoles. Alfonso VIII de Castilla empezó a labrar el oro hacia el año 1172, y poco después lo hizo Fernando II de León en piezas llamadas maravedís o morabetís, con un peso aproximado de 3,8 gramos cada una.A fines del siglo XII y principios del XIII, el nombre maravedí significaba «moneda almorávide», siendo por entonces las de Castilla arábigas y bilingües, es decir, tenían forma arábiga con fondo y significación cristiana en las leyendas árabes. Llevaban una pequeña cruz y el nombre del rey Alfonso en latín, y estaban fechadas por los años de la Era Hispánica, de 1214 a 1255. Se usaron para facilitar el comercio con los musulmanes en los dominios de Castilla.Después de Alfonso X los maravedís fueron reemplazados por las doblas, de a cincuenta y un marco, subdividiéndose poco después en otras piezas del mismo género, hasta el valor de cincuenta doblas, durante el reinado de Enrique IV. Estas monedas, algo disminuidas, recibieron luego el nombre de enriques en tiempo de Enrique IV y de excelentes bajo los Reyes Católicos. Para unos y otros se admitieron sus múltiplos y sus mitades.Alfonso X el Sabio acuñó monedas castellanas de plata fina, el grueso maravedí de plata o burgalés equivalente a la sexta parte del abolido maravedí de oro. El burgalés se transformó luego en el maravedí novén, que era su cuarta parte, y durante los reinados de Alfonso XI y Pedro I se acuñó el real de plata, que valía una doceava parte de la dobla de oro y el triple del maravedí novén (sólo el doble de éste en tiempo de Alfonso XI), subdividiéndose luego en medios y cuartos de real.
+4 FOTOS
$7,000 Negociable
Moneda Siglo XVI Resello de VI Maravedis en 1/8 de Felipe II
VENDO O CAMBIO, QUE OFRECE ? MONEDA ANTIGUA SIGLO XVI RESELLO DE VI MARAVEDIS SOBRE UN OCTAVO DE FELIPE II La acuñación de moneda en Castilla comenzó durante el reinado de Alfonso VI, después de la conquista de Toledo (1085), siendo su primer numerario el dinero y el óbolo de vellón, a semejanza de otros reinos españoles. Alfonso VIII de Castilla empezó a labrar el oro hacia el año 1172, y poco después lo hizo Fernando II de León en piezas llamadas maravedís o morabetís, con un peso aproximado de 3,8 gramos cada una.A fines del siglo XII y principios del XIII, el nombre maravedí significaba «moneda almorávide», siendo por entonces las de Castilla arábigas y bilingües, es decir, tenían forma arábiga con fondo y significación cristiana en las leyendas árabes. Llevaban una pequeña cruz y el nombre del rey Alfonso en latín, y estaban fechadas por los años de la Era Hispánica, de 1214 a 1255. Se usaron para facilitar el comercio con los musulmanes en los dominios de Castilla.Después de Alfonso X los maravedís fueron reemplazados por las doblas, de a cincuenta y un marco, subdividiéndose poco después en otras piezas del mismo género, hasta el valor de cincuenta doblas, durante el reinado de Enrique IV. Estas monedas, algo disminuidas, recibieron luego el nombre de enriques en tiempo de Enrique IV y de excelentes bajo los Reyes Católicos. Para unos y otros se admitieron sus múltiplos y sus mitades.Alfonso X el Sabio acuñó monedas castellanas de plata fina, el grueso maravedí de plata o burgalés equivalente a la sexta parte del abolido maravedí de oro. El burgalés se transformó luego en el maravedí novén, que era su cuarta parte, y durante los reinados de Alfonso XI y Pedro I se acuñó el real de plata, que valía una doceava parte de la dobla de oro y el triple del maravedí novén (sólo el doble de éste en tiempo de Alfonso XI), subdividiéndose luego en medios y cuartos de real.
+5 FOTOS
$7,000 Negociable
Piedra de Ambar Antigua Fosilizada Musgo y Plantas
VENDO O CAMBIO, QUE OFRECE ?PIEDRA DE AMBAR FOSILIZADA CON MUSGO Y PLANTAS. PESA 44.2 GRAMOS. El ámbar es lo más parecido a tener en nuestras manos un trocito de Sol, es brillante y energético como el astro rey. El ámbar, árabe o succino (del latín succinum) es una piedra semipreciosa compuesta de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas. El primer lugar que se tiene registrado como fuente original del ámbar es la región del Mar Báltico.2 La pieza de ámbar más antigua trabajada por el hombre data de hace 30.000 años y se encontró en Hannover, Alemania. En España está presente desde el Solutrense de la cueva de Altamira. En la Antigüedad se pensaba que el ámbar poseía propiedades místicas o mágicas, siendo utilizado por muchas culturas como un talismán o remedio medicinal. Los griegos se percataron de sus propiedades eléctricas producidas al rozar ámbar con otros objetos. De ahí la etimología de la palabra electricidad que viene del griego ἤλεκτρον (élektron) que quiere decir ámbar. La gran belleza del ámbar es la responsable de que haya sido considerado una sustancia preciosa, y por su origen misterioso era estimado como protección divina contra diversos daños para el portador de joyas ambarinas. Como tal, llegó también a usarse como un ingrediente en las medicinas y para propósitos religiosos.Ya los fenicios trocaban el ámbar como una mercancía de primera importancia con los pueblos bálticos antiguos. Desde aproximadamente 3000 a. C., el ámbar báltico era cambiado por las mercancías de la Europa meridional y existían carreteras o rutas de comercio que cruzaban Europa y terminaban en el lejano Oriente. Alrededor de 58 a. C., el emperador romano Nerón envió a un caballero romano en una búsqueda de este oro del norte y trajo cientos de libras de ámbar a Roma.Los coleccionistas le dan más valor al ámbar que contiene inclusiones de insectos, burbujas de aire o restos de plantas.
+ AÑADE FILTROS
Ordenar por‎ : Más Recientes‎