Haciendo la venta

¿Cómo cerrar un contrato para vender una casa?


Estás a un paso de decirle adiós a tu viejo hogar ¿estás listo?

El cierre de un contrato es uno de los pasos más sencillos del proceso de compraventa ya que, básicamente, solo se deben establecer algunos acuerdos. Pero esto no quiere decir que nada pueda salir mal. En muchas ocasiones, tanto propietarios como interesados dan por sentado que el trato ya está hecho y cuando se presentan situaciones no planeadas no saben cómo proceder.

Cómo cerrar un contrato para vender una casa

El contrato de compraventa contiene diferentes cláusulas que estipulan el proceso de adquisición de un inmueble. Para determinarlas, los interesados deben llegar a un acuerdo que beneficie a ambos.

Cómo hacer un contrato de compraventa

Acordando la forma de pago

Antes de firmar un contrato, el propietario y el comprador deben acordar la forma en la que se hará el pago del inmueble. Si será en efectivo o si se aceptará un crédito hipotecario.

En el contrato de compraventa, deberá aparecer el precio total de dicha compraventa y cómo se pagará. Si el pago se efectúa con una divisa extranjera, este se realizará con el tipo de cambio que marque la fecha en la que se hará la entrega.

En los pagos a través de créditos hipotecarios, el comprador necesitará esclarecer las cantidades proporcionadas en el crédito hipotecario y en el enganche, para evitar malentendidos al momento que la institución financiera realice el depósito.

Acordando el plazo de pago

El propietario puede aceptar una cantidad de plazos que le permitan al comprador reunir el monto para hacer el pago. No obstante, en la mayoría de los contratos se divide en dos:

  • Anticipo. Entrega a la firma del contrato.
  • Monto restante.Entrega a la firma de la escritura pública.

En el contrato se debe incluir el monto a cubrir en cada plazo, así como la fecha de entrega. En caso de incumplimiento, se pueden renegociar las fechas y las opciones de pago bajo nuevas condiciones e implicaciones económicas para ambas partes.

Acordando las causas de cancelación de trato

Estas son las causas en el acuerdo que implican la cancelación del contrato:

  • Derecho de cancelación sin ninguna causa por determinado número de días.
  • Falta de pago de alguna de las cantidades pactadas.
  • No entregar el inmueble en la fecha acordada.
  • Persistencia de fallas o defectos en el inmueble incluso después de hacer uso de la póliza de garantía.

La intervención judicial no será necesaria a menos que alguna de las partes se niegue a cumplir las obligaciones dispuestas en las cláusulas de incumplimiento.

Acordando los términos de garantía

Al comprador se le entregará una póliza de garantía que podrá usar en caso de cualquier defecto o falla que persista en el inmueble una vez entregado. La póliza deberá cumplir con las condiciones que aplica la Ley Federal de Protección del Consumidor PROFECO para proteger sus derechos.

Ambos interesados acordarán la vigencia de esta, la cual deberá ser mínimo de un año, y deberá incluir: qué costos serán los que cubrirá la garantía, cuáles no serán considerados bajo responsabilidad del vendedor y qué sucederá en caso de que las fallas persistan.

Toma en cuenta que, si por alguna razón el comprador realiza la reparación por cuenta propia, además de pagar el costo de esta, deberás otorgarle una bonificación de 5% sobre ese costo.

Las reparaciones que se conciban haciendo uso de esta garantía también adquirirán una póliza de garantía.

Acordando la entrega de posesión y recepción del inmueble

Los interesados deberán establecer una fecha para la entrega y recepción del inmueble. Ese día se llevará a cabo una inspección para verificar que el inmueble cumpla con las características descritas en el acta de recepción.

En caso de que el inmueble no sea entregado en la fecha acordada, el vendedor tendrá que acreditar la falta y pactar una nueva fecha. De no hacerlo, será acreedor a la pena convencional que establece el contrato.

Cómo cerrar un contrato para rentar una casa

Aunque en un contrato de arrendamiento generalmente el arrendador es quien dictamina las condiciones, obligaciones y derechos de cada parte, hay acuerdos que deben tomarse en conjunto para cerrar el trato.

Acordando la duración del contrato

Un contrato de arrendamiento tiene una duración mínima de un año. Por lo general, los interesados suelen renovar anualmente este contrato para darle la oportunidad al arrendatario de mudarse cuando considere necesario.

En el contrato se establece la duración y la fecha de inicio y finalización, que les permitirá tener presentes las fechas el proceso para renovar o terminar el contrato.

Acordando la renta

En su mayoría, el monto de renta no es negociable, pero sí lo son la fecha y la forma de pago. El arrendador debe proporcionarle al inquilino un periodo de 30 días para pagar la renta en fechas que le favorezcan económicamente.

El pago de la renta se hace por adelantado dentro de cierta cantidad de días de cada mes. La forma de pago la acordarán ambas partes siempre y cuando el arrendador acepte.

En los pagos en efectivo, el arrendador deberá facilitar los recibos correspondientes al arrendatario.

Mientras el contrato esté vigente, la renta podrá ser actualizada año con año, pero antes de solicitarla, el arrendador notificará la actualización al arrendatario.

Acordando las causas de cancelación del contrato

Las causas de cancelación del contrato de arrendamiento son las siguientes:

  • Cambiar el nombre de los recibos de servicio del agua, electricidad o gas a nombre del inquilino.
  • Dar un uso diferente al inmueble que no haya sido el acordado.
  • Subarrendar el inmueble o ceder los derechos del contrato a terceros.
  • Hacer modificaciones al inmueble sin autorización del arrendador.
  • Tener pagos retrasados de renta o no pagar.

Cómo seleccionar al notario

El notario es la persona que se encargará de llevar el proceso legal de la compraventa del inmueble, con el propósito que todo se efectúe de manera eficiente y ambos involucrados obtengan resultados favorables.

La mayoría de los propietarios contactan al mismo notario que efectuó el trámite y registro de la escritura pública al comprar el inmueble simplemente para entregar la documentación correspondiente al nuevo propietario. Sin embargo, la responsabilidad de elegir al notario recae en el comprador, él es quien continuará el proceso de adquisición.

Cuando la compra se realiza a través de un crédito hipotecario, la institución hipotecaria asigna al comprador un notario de una lista de notarios autorizados o le permite elegir a alguno dentro de dicha lista.

Una vez firmado el contrato, estás listo para despedirte de tu vivienda y abrir paso a una nueva inversión en tu vida.


¡Publica tu propiedad ahora mismo!

¡Anunciarte con Vivanuncios es muy fácil! Lo único que debes hacer es registrarte e inmediatamente podrás crear tu primer anuncio. En cuestión de minutos, tu casa estará disponible para que millones de personas la vean.